INSANITY

Excelencia en automoviles

INSANITY

Ryan Mcqueen quiso adaptar las formas de un Ferrari Enzo para que encajase en su locura. Le metió dos turbinas de avión Rolls Royce.


El nombre de INSANITY identifica a este monstruo rojo escupe fuego. Demencia es un nombre que le viene al pelo a este engendro con cuatro ruedas y apariencia de cavallino rampante, porque de Ferrari Enzo sólo tiene la pinta por delante, todo lo demás es una guasada que, cómo no, procede de los Estados Unidos.

Sólo la parte exterior del coche le llevó cinco años probando diferentes soluciones aerodinámicas y buscando la manera adaptar las formas de un Ferrari Enzo para que encajase en su locura. Doce años después le ha costado una suma total en torno a los 90.000 dólares.

Los propulsores gemelos son capaces de tragarse 400 litros de combustible en sólo dos minutos, pero a cambio podrán lanzar al INSANITY a una velocidad máxima (teórica) de 650 km/h.

Ahora sólo falta saber si Ryan tiene las habilidades al volante y si el auto es capaz de superar la primera prueba dinámica, porque no creo que haya podido probarlo en el vecindario.

 

 

Fuentes: Varias

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat